Jamón de bellota: saludable para el corazón, delicioso y muy nutritivo..

  ¿A quién no le gusta el jamón, sobre todo el de bellota?

   Haberlos “haylos”, pero son muchos los devotos a este producto cárnico, ya sea dentro de nuestras fronteras o fuera de ellas.

   Y es que el jamón, no sólo es delicioso al paladar y tiene un aroma que cautiva, sino que además es rico en hierro, en proteínas y en fósforo. ¿Y las grasas? Sí, tiene grasas. Pero como nos cuenta la médico nutricionista Magda Carlas, son grasas más cardiosaludables que las de otros embutidos e incluso las del queso.

  Es muy saludable para el corazón.

 

  Los ácidos grasos monoinsaturados son aquellos que, según varios estudios médicos, ayudan a reducir los niveles de colesterol del cuerpo humano y, por tanto, mejoran la salud cardiovascular. Debido a la forma de crianza del cerdo ibérico, su genética y su alimentación, sus grasas poseen un nivel alto de este componente.

  Entre estos ácidos grasos, cabe destacar el ácido oleico, con una gran presencia en eljamón ibérico de bellota. Este componente aporta beneficios a los vasos sanguíneos, combatiendo la aparición de enfermedades cardio vasculares.

 

 

  El jamón ibérico además de ayudar a reducir el colesterol, te permite tener una tensión arterial correcta, favoreciendo la circulación de la sangre y reduciendo el riesgo de padecer trombos.

 

 

¿Qué es el ácido oleico?

 

 

   El ácido oleico es un tipo de grasa presente en gran medida en alimentos como el aceite de oliva o el jamón ibérico de bellota. Se trata de un componente incoloro y oleaginoso que, como ya hemos adelantado, ayuda a reducir el colesterol en las personas y mejora la salud cardio vascular.

   El cerdo ibérico de bellota cuenta en su composición con más de la mitad de este componente.

    Es una fuente de proteínas fácilmente asimilables por el organismo y con un alto valor biológico (contienen los aminoácidos esenciales).

     El jamón serrano también es fuente de vitaminas del grupo B, esenciales para el sistema nervioso, así como minerales que ayudan al correcto funcionamiento del organismo, entre los que podemos citar el hierro, el fósforo, el zinc, el potasio o el magnesio.

    Por otra parte, su aporte calórico no es tan alto como se pueda pensar, por lo que tiene cabida en dietas de adelgazamiento cuando se consume en cantidades adecuadas.

Como punto negativo, hay que citar que, debido al curado como método de elaboración, su contenido en sal es relativamente elevado.

  Esto hace que deban tener cuidado las personas con hipertensión o que estén siguiendo una dieta baja en sal, manteniendo un consumo reducido de jamón de este tipo.

    Si necesitas un cortador de Jamón…