Los Rosarios dulces y els panellets hoy no pueden faltar.

 

Calabazas, brujas, fantasmas, esqueletos… Estos son los ingredientes para una fiesta de Halloween apropiada, tal como la celebran en los países anglosajones. Pero en España, la tradición católica ha marcado hasta tiempos recientes la fiesta del Día de Todos los Santos.

 

El 1 de noviembre es costumbre visitar el cementerio para limpiar las tumbas de los seres queridos y dejarles flores frescas, especialmente crisantemos.

 

Pero no todo es triste y fúnebre,  en Mallorca se mantienen varias tradiciones gastronómicas que no debemos olvidarnos.

 

La primera es la dels “Rosaris Ensucrats” (rosarios hechos de caramelos y azúcar), una tradición que ha pasado de padres a hijos desde la edad media.

 

Es el   Rosario dulce que los padrinos regalan a sus ahijados es día de Todos los Santos. Normalmente lo que figuraban las bolas del rosario de las “ave marias” eren panellets (que luego hablaré de ellos) y el que figuraba las bolas de los“padre nuestros” eran de fruta escarchada. Todo el rosario estaba rematado por una patena de calabaza confitad

 

Otra tradición muy nuestra de esta fecha tan señalada son “Els Panellets” o “dulces de Todos los Santos.”.

 

Los panellets se elaboran haciendo bolitas con una masa compuesta por azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón, que posteriormente se cubre con piñones

 

Una de las recetas Els Panellets, para que os animes a hacerlo…

 

Ingredientes:

 

500 gr de almendra cruda picada muy fina

500 gr azúcar

250 gr de patata

ralladura de limón

Huevos, piñones, almendras picada.

 

Modo de hacerlo:

 

Hervir las patatas con la piel, pelarlas y triturarlas hasta conseguir un pure seco. Una vez enfriado el se añade el azúcar, la almendra picada y la ralaldura del limón, se mezcla todo hasta que se obtenga una mezcla homogenea y dejar reposar.

Se hacen bolitas y se pintan de clara de huevo y se ponen en una placa de horno con papel de hornear en el fondo y se pueden rebozar con piñones. Hornear a 180º durante unos 15 a 20 minutos.  Dejar enfriar y disfrutar.