Por qué leer las etiquetas de los alimentos.

  Porque  al consumidor cada vez le preocupa más la composición, el origen y las cualidades nutricionales de los alimentos es por este motivo que  UE ha decidido unificar la legislación existente hasta ahora en esta materia en un solo reglamento, que establezca las condiciones necesarias para que el etiquetado sea mucho más comprensible para los consumidores.

  Así, los cambios afectarán al tamaño de las letras, que serán más grandes y legibles, las indicaciones de los posibles alérgenos, el etiquetado nutricional obligatorio, fechas de congelación y descongelación.

  “Habrá que distinguir entre ‘congelado en’ que será obligatorio para carne, productos de pesca no transformados y productos cárnicos, y ‘descongelado’ aquellos productos que han sido descongelados antes de ponerlos a la venta”,

  También se tendrá que especificar el origen de los productos, detallar qué tipo de aceite vegetal contienen, si están elaborados con un solo tipo de carne o pescado o so las suma de varios, indicar si ha sido envasado en atmósfera protectora o si contiene edulcorantes, cafeína, ácido glicirrícico o sal de amonio, fitoesterol, entre otros.

  Asimismo, las bebidas alcohólicas o refrescos con alcohol de más de 1,2 % tendrán que especificar el grado alcohólico y en el etiquetado deberá constar la presencia de nanoingredientes.

Para tener una dieta saludable y realizar compras seguras y responsables, debemos fijarnos en el etiquetado de alimentos.En él está la clave para saber lo que comemos.

El etiquetado es el principal medio de comunicación entre los productores y el consumidor, y nos permite conocer el alimento, su origen, su modo de conservación, los ingredientes que lo componen o los nutrientes que aportan a nuestra dieta. Por eso es muy importante que haya una regulación que nos asegure comprender de forma sencilla y clara toda la información relativa a los alimentos que consumimos.

 

Por qué leer las etiquetas

 

  Fijarse en las etiquetas a la hora de comprar o consumir debería ser un hábito en nuestras rutinas

  • Es una herramienta imprescindible para tener una alimentación saludable y responsable.
  • Nos ayuda a tomar decisiones que se adapten a las necesidades y preferencias individuales.
  • Nos informa sobre sustancias o productos que causan alergias o intolerancias.
  • Nos ayudan a comparar productos y a elegir las alternativas más adecuadas.

El  Reglamento

 

 El nuevo Reglamento UE Nº1169/2011 sobre la Información Alimentaria Facilitada al Consumidor, tiene como finalidad proteger la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para así poder tomar decisiones consecuentes y responsables.

 Estas normas mejoran el etiquetado en todos los productos, envasados y no envasados, para que proporcione información útil, legible y comprensible al consumidor.

 Su objetivo es asegurar que los consumidores tomen decisiones con conocimiento de causa y utilicen los alimentos de forma segura, teniendo especialmente en cuenta consideraciones sanitarias, económicas, medioambientales, sociales y éticas.

Así es el nuevo etiquetado:

Así es el nuevo etiquetado

Más información
Mayor conocimiento y mejor elección

Más claras y comprensibles
Evita ambigüedades y no induce a errores.

Letras más grandes
Mejor legibilidad.

Información nutricional obligatoria
Toma de decisiones responsables y seguras.

Información nutricional agrupada
Fácil de consultar en un solo vistazo.

Unificación de datos y nomenclaturas
Mejor comparación de productos, análisis del alimento y contribución a la dieta.

Información destacada de ingredientes que causan alergias e intolerancias
Mayor seguridad para personas alérgicas o con intolerancias.

Información obligatoria en productos envasados y no envasados
Información sin excepciones, seguridad y facilidad tanto en compra o consumo, como en compras a distancia.
Fuente: http://eletiquetadocuentamucho.aecosan.es