DEROGADO EL IMPUESTO CONOCIDO COMO : “EL IMPUESTO AL SOL “”

 

El Gobierno, mediante un real decreto-ley de medidas urgentes aprobado en el Consejo de Ministros de este viernes, ha puesto fin al polémico ‘impuesto al sol’ para gravar el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo en España.

Este real decreto recoge medidas para favorecer el autoconsumo: entre ellas, se simplifican trámites como la inscripción en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica para aquellas instalaciones no superiores a 100 kilovatios; se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo que permitirá aprovechar las economías de escala; así como a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

  La ciudadanía, las comunidades de vecinos, cooperativas, empresas e instituciones que quieran producir su propia energía para consumirla, almacenarla o vender la que les sobre vertiéndola a la red de distribución cuentan con el apoyo de la Unión Europea.

  Su derecho a hacerlo ha quedado blindado, lo que supone un primer paso en la revolución hacia una economía basada en energías renovables como la solar y la eólica. 

1. Queda derogado el cargo que se imponía al autoconsumidor por la energía generada y consumida en su propia instalación, el denominado “impuesto al sol

2. Se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores (El 66,5% de los españoles vive en viviendas en altura)

3. Se simplifican los trámites burocráticos y técnicos requeridos, como la inscripción en un registro administrativo de productores para aquellas instalaciones no superiores a 100 kilovatios.